Descubierta la cuna del chocolate en el Amazonas

Descubierta la cuna del chocolate en el Amazonas

Originario de los bosques tropicales de la Amazonía y el Orinoco, el árbol de cacao fue cultivado por los mayas y los aztecas. Quienes apreciaron este alimento que se consumió en forma de una bebida ritual llamada «chocolatl» (agua amarga) destinada a conferir fuerza y ​​poder a quienes la consumieron.

Origen del chocolate

¿De dónde viene el chocolate?, ¿Qué personas recogieron y consumieron por primera vez los frutos grandes del árbol de cacao? Hasta ahora, las huellas más antiguas se remontan a 2.900 años y en México.

La cosecha del pequeño árbol fue atribuida a los mayas y olmecas de América Central.

Sin embargo, recientemente un equipo de investigadores canadienses y franceses descubrió las huellas de cacao más antiguas del mundo. Detectados en cerámica en el sitio arqueológico de Santa Ana-La Florida, al sureste de Ecuador, estos restos se remontan a hace 5.300 años.

Hasta ahora los científicos han encontrado evidencias de los orígenes del cacao solo al norte América Central y datan desde hace 3 100 años.

Origen del chocolate o cacao

Pero en realidad el uso de granos de cacao es mucho más antiguo y más del sur. “Es desde principios de la década de 2000 que sabemos que la Amazonía fue el área donde se originó el cacao y no de América Central», dijo Claire Lanaud, miembro del Centro para la Cooperación Internacional en Investigación Agrícola para la Montpellier (CIRAD), que participó en la investigación.

“Pero hasta ahora no teníamos evidencia arqueológica del uso de los granos por parte de los pueblos de la Amazonía”.

Publicados en la revista científica Nature Ecology & Evolution, estos resultados se basan en tres aspectos, la presencia de granos de almidón específicos de la especie Theobroma a la que pertenece el árbol del cacao; la presencia de trazas de teobromina, un compuesto específico para los granos de cacao maduros y la presencia del ADN del cacao antiguo.

De acuerdo a Claire Lanaud se encontraron rastros en cuencos, fragmentos de cerámica y en botellas guardadas en tumbas. Los científicos creen que los granos eran utilizados en rituales, probablemente servían de ofrenda a los dioses o ancestros.

Pero la alta proporción de huellas en varios objetos cotidianos indica un uso generalizado, más allá de las tradiciones funerarias. Poco menos de un tercio de las muestras estudiadas por los investigadores contenía cacao.

Los árboles de cacao

La gran cantidad de residuos podría significar que el pueblo mayo-chinchipe trabajaba en la cosecha del árbol con semillas del mismo. Por lo que probablemente no fue una cosecha de vainas al azar, sino una cosecha verdadera y con árboles sembrados cerca de las casas.

El equipo de investigadores del Centro para la Cooperación Internacional en Investigación Agrícola para la Montpellier (CIRAD), continuará su investigación para completar el rompecabezas e intentar rastrear toda la historia del chocolate.

Cacao de los árboles

Historia del chocolate

La historia del chocolate se remonta al año 1.500 A.C., según registros que demuestran que la civilización Olmeca fue la primera en aprovechar el fruto del cacao.

Estos habitaban las tierras bajas del Golfo de México. Evidencias arqueológicas comprueban que poco después los Mayas, Toltecas, Aztecas también ya utilizaban el cacao, lo consideraban un alimento de los Dioses.

Hay pocos alimentos con una historia tan rica e interesante como el chocolate. En el año 1200 a.C, los primeros cacaoteros fueron cultivados por los olmecas en los bosques calientes y húmedos de México.

La primera bebida a base de cacao tiene origen divino y místico, pues una pareja de ancestros místicos la elaboró ​​para el matrimonio de su nieto.

En 1300 los aztecas, guerreros nómadas del Norte, se instalaron en el alto valle de México y se convirtieron en consumidores fanáticos del chocolate. Sólo los nobles y los guerreros podían degustar de la bebida, ya que las semillas de cacao valían tanto que eran usadas como moneda, al igual que las piedras preciosas.

El consumo del chocolate se fue expandiendo cada vez más y posteriormente a mediados de 1500, los españoles se hicieron con este y después llegó al resto de Europa.

El chocolate era servido caliente como el café y era sinónimo de nobleza y es que tener o no haber tomado el chocolate en cierto modo dividía la nobleza de la corte. Después de eso y con la revolución industrial, hubo un cambio de mentalidad en relación al chocolate, donde el divino chocolate descendió del pedestal y se convirtió en una bebida común para comercializar.

historia del chocolate como lo conocemos

La popularidad por descubrir el cacao para el mundo europeo se debe a otro viajero español, el conquistador de México Hernando Cortez.

Los conquistadores españoles introdujeron la delicia en Europa, donde era considerado un alimento especial por su valor nutricional y energético. Inicialmente sólo mujeres, sacerdotes y nobles lo consumían en cultos de la Iglesia Católica, después el cacao se fue popularizando y diversificándose con la adición de otros ingredientes.

Los suizos tuvieron la idea de mezclar el cacao a la leche, dando origen al chocolate como nosotros conocemos hoy.

Años después el chocolate ya no era sólo una bebida, surgió el chocolate en tableta, teniendo de esta forma chocolate para todos los gustos y su expansión era cada vez más rápida. Fue a finales del siglo XVI en España que surgieron las primeras fábricas de chocolate, posteriormente nacía la primera fábrica francesa de chocolate y en 1765 la primera fábrica de chocolate en Estados Unidos.

España es uno de los países que más chocolate consume de toda Europa, pero sin embargo no produce cacao, siendo un país que importa cacao en grano de muchos continentes como Estados Unidos o algunos países africanos.

El mercado del cacao ha estado monopolizado por España durante mucho tiempo en toda Europa y los chocolateros españoles mantuvieron en secreto sus fábricas durante unos años. Actualmente la competencia es feroz entre los países europeos, pero sin embargo cada país tiene su propia especialidad e historia sobre el chocolate.

Hoy en día el cacao se usa en muchas formas, como bebida, como tableta, confitería de chocolate, barra, polvo, productos para untar y chocolate de cobertura. La originalidad del chocolate se debe a la extrema diversidad de sus variaciones y presentaciones, siendo este su encanto y su éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *